viernes, diciembre 30, 2005

No mucho mas

Asado de despedida. La semana que viene, OPQ se va a vivir afuera. Bebidas, guitarra, mucha carne, poca ensalada.

Casa tarde. Tomé una lata -venía con el pico caliente- y cuando la terminé fui a la heladera. La heladera me deprimió un poco: una botella de agua, un pomo de mayonesa (casi vacío), una cebolla con tallo y no mucho mas. En la mesada, una botella de vino tinto. El vino me lo regaló mi broder-topo para navidad. Dudé un instante. Por suerte, no lo abrí.

Había atravesado media ciudad en bicicleta. Me saqué la ropa y a la ducha.

Cama. Antes de dormir, un poco de lectura.


Atte.

1 Comments:

Blogger Pola said...

Estimado,
Los instantes de duda, son importantes. En el 2006 continuaré leyéndolo a diario.
Le deseo un muy feliz comienzo en este nuevo año.

diciembre 31, 2005 1:59 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home