martes, febrero 07, 2006

Retorcijón

El sábado a la noche comí unos bifes de chancho que compré en el supermercado. Todo indica que los bifes de chancho que compré en el supermercado no estaban del todo buenos. Ahora tomo té en lugar de café, casi no almuerzo, tengo retorcijones.

Mi trabajo de la tarde en la corporación informática consiste en tratar de manejar el caos: llevo los números, llamo a los clientes para que nos paguen, renegocio nuestra deuda con el proveedor de insumos, pago los sueldos y controlo la caja. No es una tarea complicada, hay que ser ordenado. Ayer tuve diferencias en la caja, sobraba plata. Me rompí el marulo pensando, le pregunté a todos los pibes si se acordaban de algún movimiento, y al final, me di por vencido.

La heladera desenchufada. Hoy a la tarde voy a llamar a amigo-arregla-todo para ver si puede venir a casa. El tema de la heladera se convirtió en algo importante. También hoy a la tarde, salgo a correr con amigo-broder.

Hoy cuando me desperté, auriculares y bailé unos rocks. Hoy termino de leer una novela a la que le estuve dando casi todo el fin de semana.

El show debe continuar (hasta el final).



Atte.

4 Comments:

Blogger Tricula said...

No se sienta solo Obelix, yo también tengo en pausa el café y las comidas ricas... tecito y esas boludeces por unos días más, lamentablemente - pero todavía no identifiqué qué fue.

febrero 07, 2006 1:41 p. m.  
Blogger Ev said...

Valor, Obelix. Este espejismo también pasará

febrero 07, 2006 4:04 p. m.  
Blogger Charlotte said...

es que nada a lo que le digas "de chancho" puede caer bien, nene. probá con "costillitas de cerdo".

febrero 07, 2006 11:48 p. m.  
Blogger Pola said...

Ayuno.
Y si no funciona, cóctel de buscapina y biletán forte.
Bailarse unos rocks por la mañana de seguro ayuda.

Saludos

febrero 08, 2006 9:28 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home