lunes, enero 09, 2006

En el Búnker

Domingo. Me levanto intacto. El ferné es una bebida noble.

Tomo un té. Me acuerdo de la lluvia que escuché mientras dormía. Corro las cortinas y parece un buen día para quedarme en casa.

Suena el teléfono. Lo atiendo sólo un par de veces.

Video-club, desierto. Doy unas vueltas, agarro una con un actor que me gusta. La chica del video-club es bonita. Antes había otra chica que me hacía ojitos. También era bonita pero cada vez que me daba la bolsa con la película me decía: "Chau, Suerte" y hacía una sonrisa poco-natural.

En el supermercado, provisiones.

En casa, música, guitarra, humo, almuerzo.

La película la tolero 21 minutos.

Siesta corta, algo de lectura, más música, me falta poco para terminar de sacar una canción, los retoques finales. Computadora, blox, leo uno nuevo, me hace reir.

El día va pasando, camino al video-club, tiro la película en el buzón, casa.

Hablo con sister por teléfono.

Me preparo algo para comer. Como mucho y al rato tomo un cachamai.

Me meto en la cama. A punto de dormir, suena el teléfono. Es un amigo que vive afuera. Hablamos, nos ponemos al tanto de las novedades. Me despabilo.

Otro día en el búnker. Malditos, no me van a atrapar. Viva la resistencia.



Atte.

3 Comments:

Anonymous Maia said...

¿Quién lo persigue, estimado?

enero 09, 2006 12:07 p. m.  
Blogger Uralita said...

Y la lluvia, podia ser *mas* domingo que eso? por suerte algunos tuvimos la lucidez de tomar fernet el sabado y ahorrarnos ese dolor de cabeza del dia despues.

enero 09, 2006 2:34 p. m.  
Anonymous ignacio said...

Obelix: la suya sí que merece llamarse vida.

enero 10, 2006 8:57 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home