jueves, enero 12, 2006

Hasta la próxima, amigo

Llego a casa a las 7 y media. Ducha rápida, la rejilla no alcanza a rebalsar, ropas. Camino pocas cuadras.

Quesos de primera, salame, pan fresco, me preparo un par de fernés y un gin-tonic para Papá-Alberto. Broder-Topo cuenta que bajó 4 kilos. La dieta que usó es dejar de chupar.

Al rato llega una señora y un joven (hijo de la señora). La señora es amiga de Papá-Alberto. Broder-Topo le prepara a la señora un whisky y Papá-Alberto le insiste al hijo para que beba (aunque sea) unas cervezas. El hijo no tiene sed.

Mi amigo-broder me pasa a buscar. Conversamos en el auto.

Bodegón, despedida de BCD. BCD se va a vivir afuera. Comemos, yo sorrentinos con estofado, hacía mucho que tenía ganas de comer pastas.

En un momento dado, varios de los comensales empezaron a hacerle preguntas a BCD. Cuánto tiempo te vas? Cuál es tu plan? Cuánto vas a ganar?, Qué vas a hacer cuando vuelvas? etc., etc. Preguntaban con tono ansioso. Perdí la paciencia y dije: "No se puede saber, es una prueba, BCD va a ir viendo". Parece que esto tuvo algún efecto porque no siguieron preguntando.

La gente teme a la incertidumbre. La gente agobia a los que corren riesgos.



Atte.

2 Comments:

Blogger Niño Barroco said...

Cuando me toque ese cuestionario en un par de meses...te aviso así tirás esa frase maravillosa...

enero 12, 2006 10:26 a. m.  
Anonymous JB said...

Totalmente de acuerdo,cuando en realidad todo es así y las certezas son mínimas para todos.

enero 12, 2006 10:30 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home